viernes, 8 de enero de 2016

La Anaconda y el Caiman

La sabana todos los años toma un tiempo para que todos los animalitos se junten y compartan sus anécdotas.
 
En este tiempo cada uno de estos pone sus casitas muy bonitas, unos las pintan otros las decoran, y asi cada uno a su gusto y ritmo va anadiendo a esta fiesta su manera de ser.

La anaconda se sentia muy sola, por que nadie queria ir a jugar con ella, en esta fiesta de sin de año, como era una comelona y no paraba de comer ningun animalito se le queria acercar.

Pero como todo milagro de fin de año pasa el caiman que tambien andaba solo mientras caminaba de pronto se da cuenta que la casita de la anaconda no esta pintada.

Y se pregunta por que si todos estan arreglando sus casas, si todos estan felices con esta fiesta que marca el fin de un ciclo

No pudo mas y decidio pasar, decidio preguntar, y toco - TOC TOC - respondio  la anaconda desde adentro, aqui no hay nadie, volvio a tocar - TOC TOC - he dicho que aqui no hay nadie dice nuevamente la anaconda.

Amiga anaconda puedes por favor salir? NO responde sal por favor, dice el caiman; amigo caiman para que quieres que salga para que te burles de mi, para que saber por que estoy sola? Pues NO

No amiga anaconda yo no quiero saber por que estas sola eso ya lo se, no te has portado bien todo este tiempo y eso es lo que has cosechado; pero creo que al igual que yo estas arrepentida y quieres reflexionar.

Es asi que vengo a ayudarte a pintar tu casita y a celebrar contigo que te parece la idea, la anaconda al escuchar esas palabras se emosiono muchisimo por que descubri que la naturaleza de todos los seres por mas viles que puedan ser es el amor.

La semilla primera de la creacion es el amor, y asi la Anaconda y el Caiman celebraron su fiesta contentos.